La pasión por el pan llegó a Carrasco

Publicado el 20.09.2022  - 4 minutos
imagen de La pasión por el pan llegó a Carrasco

Los años en los que el cocinero Daniel Benseñor vivió en Nueva York le sirvieron para nutrirse de la gastronomía de esa ciudad y aprender técnicas y métodos de trabajo que hoy siguen siendo ajenos para la mayoría de los panaderos uruguayos. Cursó sus estudios en el International Culinary Center, donde se diplomó en International Bread Baking, y aprendió a elaborar distintos panes. Más adelante trabajó en los restaurantes Maison Kayser y Lafayette Café, de Manhattan, que le permitieron poner en práctica lo aprendido.

Convencido de que en Uruguay hacían falta panes de calidad, Benseñor volvió al país y abrió en 2015 La Resistance Boulangerie. En un principio el local funcionaba en su casa, donde hacía panes para hamburgueserías. Poco tiempo después abrió en Buceo, donde experimentó por primera vez la venta directa al público y rápidamente aumentó su clientela y fue ganando popularidad.

Hoy La Resistance Boulangerie cuenta con un local en Pocitos (Libertad 2500) y otro en Carrasco (Potosí 1695), que se inauguró en medio de la pandemia. Ni bien uno entra a cualquiera de ellos queda hipnotizado por los olores de los panes recién horneados y por la presentación cuidada de cada producto. Ambas sucursales tienen la cocina visible, lo que permite ver el delicado trabajo de los panaderos.

En esta boulangerie se pueden encontrar panes artesanales de distintos tipos: de campo con centeno integral, baguette, ciabatta, focaccia, brioche, de arándanos y nuez, harvest grain y lactal. Además, hay croissants (comunes, con emmental y parmesano, pau au chocolat, con pasta de almendras), rolls de canela y danish de crema pastelera y de pesto. También tienen sándwiches, prepizzas de masa madre, brownies de centeno, alfajores, cuadrados de limón, muffins, cookies y magic bars, que “es una barra exclusiva nuestra”, dice Benseñor.

Por otra parte, la empresa apunta a que todo aquel que se acerque a los locales pueda adquirir todo lo que necesita para una picada o reunión social. Es por eso que ahora también comercializa vinos, quesos, productos de charcutería artesanal, aceitunas, aceites de oliva, dips y mieles.

Apostando a la calidad. “Siempre trabajamos de la misma manera: de forma artesanal y respetando los procesos de los productos, sin acelerarlos y sin usar químicos, como conservantes o colorantes. Esto fue un cambio con respecto a las panaderías tradicionales”, asegura Benseñor. Según explicó, muchos de los productos se hacen con una masa madre —fermento natural a base de agua y harina— que ya tiene siete años. Aunque el secreto está en la planificación. Los productos se arman, se dejan leudando en una cámara de frío y recién se hornean al día siguiente. “Muchas veces se aceleran los procesos y el que termina pagando las consecuencias es el producto. En Nueva York aprendí a trabajar de esta manera, sabiendo que las cosas se pueden hacer con mucha calidad, de forma artesanal y en una cantidad respetable”, agregó.

Un local de rápido impacto. Pensando en llegar a personas del este de Montevideo, La Resistance Boulangerie abrió el año pasado un local en Carrasco que tuvo un impacto inmediato en el barrio. “Llegamos y hubo un boom instantáneo. En Pocitos el crecimiento fue más paulatino y acá desde el primer momento hubo colas de gente. Creo que había personas que nos estaban esperando hace tiempo” , dijo su propietario.

Según notó, en Pocitos hay una demanda equilibrada entre los panes y lo dulce, mientras que en Carrasco la gente prefiere los rolls, los croissants o los alfajores. Confiado en la calidad de todos sus productos y motivado por la pasión que tiene por los panes, Benseñor espera revertir esta tendencia y animar a sus clientes a que prueben distintas variedades de panes.

En estos momentos, la empresa tiene el foco puesto en mejorar la infraestructura del local, que pronto tendrá un deck con mesas y sillas al aire libre para que quienes quieran puedan acompañar los productos de La Resistance Boulangerie con un café, rodeados de un entorno natural y armonioso.

Ambos locales abren de martes a domingo de 8:30 a 19:30 horas. Los productos están presentados en la cuenta de Instagram @laresistanceboulangerie, con sus respectivos precios.

Empresa
2022-09-20T16:00:00