¿Es albariño una variedad de clase mundial?

Publicado el 14.12.2022  - 3 minutos
imagen de ¿Es albariño una variedad de clase mundial?

Por Santiago Deicas

Entre los vinos considerados como los mejores del mundo, hay algunas variedades de uva que se destacan sobre el resto, y que no dependen de una única región. Estas son: cabernet sauvignon, merlot, pinot noir, chardonnay, sauvignon blanc y unas pocas más. 

En el seminario de albariños que organizó Martín Viggiano hace poco escuché decir a Xoan Cannas que esta cepa tiene clase mundial y que se puede sumar a ese selecto grupo. Eso me dejó pensando y lo quiero analizar acá. 

El albariño es originario de Galicia. Ahí tienen 75 variedades de uvas diferentes desarrolladas a lo largo de los siglos y, sin duda, el albariño es la más destacada. Y la diversidad de vinos que se pueden hacer con ella es amplia. 

Por un lado están los vinos explosivos en frutas que huelen a carrito de tragos en Florianópolis. Un ejemplo es el Familia Deicas Atlántico Sur Albariño, que además huele a hierbas frescas y piedra, y en la boca tiene acidez marcada, que se traduce en frescura, un peso medio en boca y final largo. A grosso modo estos estilos son más frecuentes en suelos arcillosos y métodos de elaboración con mucha protección del oxígeno. 

En otro estilo más austero, la fruta no es lo que predomina, sino el olor a mar, la salinidad, siempre marcados por la acidez alta, y que suelen ser directos en boca. Este es el caso del Bodegones del Sur Albariño, que combina estas características con una madera elegante gracias a la fermentación en foudres de roble. En este perfil, el oxígeno es un aliado por lo que el pasaje por recipientes de madera suele ser muy positivo. Los suelos que predominan en este tipo de vinos son graníticos, como los que hay en Maldonado, de donde viene el Bodegones del Sur. 

También se pueden hacer grandes vinos de guarda. En 2020 cosechamos el Albariño de nuestro viñedo de Garzón y me pareció que tenía calidad para algo especial. Lo prensamos y fermentamos en barricas sin sulfitos y con las levaduras nativas de la propia viña. La acidez era tan alta que nos llevó 15 meses de crianza en barricas para que el vino empezara a domarse. Luego me di cuenta de que en la botella mejoraba mucho, y esperé 12 meses más antes de decidir presentarlo en sociedad. Cuando lo di a probar en Alemania, en Inglaterra y a los especialistas de Galicia, siempre se destacó como algo especial, único. Este es el Familia Deicas Cru D´Exception Albariño. 

Pero, ¿no tendría que haber más vinos albariños en el mundo para ser de clase mundial? Bueno, hoy hay albariños en casi todas las regiones importantes del nuevo mundo, además de España, Portugal y Francia. Hay en Estados Unidos, en más de seis estados, en Australia hay muchas hectáreas plantadas en más de cuatro regiones, en Nueva Zelanda lo mismo, en Sudáfrica en más de tres zonas, Canadá, Argentina, Chile, Uruguay y hasta en Inglaterra.

Mi conclusión es que albariño es una variedad de clase mundial y llegó para quedarse. Como dice Xurxo Alba, uno de los productores gallegos más innovadores del momento, el albariño es explosivo, tiene energía y deja una huella. n

*Santiago Deicas es el winemaker a cargo de los vinos de Familia Deicas y fue reconocido como uno de los cinco productores más influyentes de Sudamérica por Decanter. 

Empresa
2022-12-14T16:19:00