¿Dónde almorzar en Montevideo?: una selección diversa en barrios, gustos y posibilidades

Publicado el 05.10.2022  - 6 minutos
imagen de ¿Dónde almorzar en Montevideo?: una selección diversa en barrios, gustos y posibilidades

La propuesta gastronómica de Montevideo al mediodía es quizás más grande y variada que la que se tiene a la noche. El almuerzo requiere de platos livianos y frescos, que roten casi a diario, y de un servicio con cierta velocidad para que los comensales puedan continuar con la jornada. Aquí presentamos una selección diversa en barrios, gustos y posibilidades.

1921, Sofitel Carrasco

El renovado Hotel Carrasco es un símbolo de la belle époque montevideana, que el año pasado festejó los 100 años. Desde hace unos meses se puso al frente de las cocinas Maximiliano Matsumoto, joven y experimentado cocinero argentino descendiente de japoneses, que desde que llegó se ha dedicado a conocer productos y estilos de la cocina uruguaya. El resultado fue una renovación de la carta a la que logró imprimir un estilo moderno, centrado en el producto y en el sabor de sus creaciones. Una gastronomía elegante, moderna y sobre todo muy rica donde se amalgaman recetas tradicionales con técnicas de cocina asiáticas, como caldos de algas y katsobushi o encurtidos delicados y fragantes.

La carta del mediodía incluye tres opciones de entrada, plato y postre, cambia cada dos semanas y suele incluir pastas, ensaladas, pescado y carne roja. En cuanto a lo dulce, se abandonó el carro de postres tradicional por una propuesta más moderna y sabrosa.

El servicio es impecable y el ambiente, aún con la elegancia del lugar, es distendido y muy agradable. Tratándose quizás del único lugar de fine dining de la ciudad, el precio es amable y la propuesta singular.

Rambla República de México y Arocena. Instagram: @sofitelmontevideo

Alfonsina

Esta casita coqueta y algo escondida en el barrio Palermo guarda un secreto gastronómico importante: en ella se practica una cocina amorosa y siempre cambiante que sigue los designios que marcan las estaciones. Al mando de los fuegos está Walter Deshayes y eso explica mucho de lo que pasa. Es que este francés, silencioso y amable, disfruta de cocinar con producto fresco, descubrir en el mercado variedades olvidadas, aprovechar los vegetales orgánicos que aparecen en cada época y tratarlos con amor, todo con el espíritu de Michel Bras siempre presente.

Cada día produce un menú sencillo y suculento con varias opciones de principales y postres. No faltan las propuestas vegetarianas ni la pesca, que es tratada con especial maestría. Tampoco faltan las pastas y los postres son siempre originales y equilibrados. Walter tiene un especial amor por la cocina de sudeste asiático y la cocina india, y por tanto el manejo de especias en esta casa es siempre un tema relevante. Cada día reciben con alguna atención en forma de abreboca y una pequeña panera está siempre a la orden. Si se desea, además del menú diario está disponible la carta variada y estacional. Los precios son muy amables. Vale la visita.

Salto 946. Por reservas: 2418 3480. Instagram: alfonsina_uy

La imprenta

El viejo edificio de El Diario Español se transformó hace unos años en un espacio gastronómico cómodo y luminoso. Una cocina abierta permite ver a la brigada manejar con destreza el Josper (horno con brasas) y los fuegos. De ellos sale cada día un menú diferente, una entrada y un plato siempre originales, apelando a productos de estación y combinaciones delicadas y sabrosas. Buenas ensaladas, vinagretas, carnes frías o sopas cuando la temperatura lo indica. También pesca, carnes y, algunos días, pastas o arroces son parte de los principales. El Josper usado criteriosamente no solo permite velocidad en el servicio sino dar a muchos de los platos un toque a brasas muy característico y delicado. Al menú de cada día se le agrega una carta corta pero inteligente con fuerte impronta mediterránea y una lista de postres donde los profiteroles destacan. La sala espaciosa y muy iluminada, con mesas grandes, cómodas y bien distantes permiten un almuerzo tranquilo con charlas distendidas para acompañar una excelente comida.

Cerrito 553. Por reservas: 094 732210. ?Instagram: @la_imprenta_

Almacén Hugo Soca

Hugo Soca no necesita presentación. Dueño de una técnica clásica, perfeccionada en su pasaje por academias francesas y por el bistró de la Alianza Francesa, nunca perdió su conexión con la cocina casera heredada de su casa materna, en el campo. Años atrás, donde ahora funciona Almacén Hugo Soca, abrió el restaurante Tona, dedicado a llevar la cocina tradicional (Tona era su abuela) a niveles de alta gastronomía. El proyecto avanzaba con suerte diversa cuando la pandemia obligó a una transformación. Apareció entonces el proyecto Almacén Hugo Soca, donde la cocina se transformó en una propuesta más sencilla. La carta incluye pastas, milanesas, ensaladas y comida de estilo casero con un toque gourmet. Algunos platos del día son anunciados con amabilidad por los mozos atentos y eficientes. Al final de la comida el comensal no podrá evitar mirar la vitrina de postres que desafía las voluntades. Es un lugar tranquilo, amigable, con una comida sencilla y rica.

Franzini 955. Por reservas: 099 777965. Instagram: @almacenhugosoca

Su-Bar

Lucy Labandera no aparece en las listas de chefs premiados, no sale en la televisión y quizás su nombre no suene conocido. Es una prueba de que el mundo no siempre es un lugar justo. Es que esta señora delgada y simpática, que asoma cada tanto de su cocina y saluda con timidez, es una de las mejores cocineras del país. En su carta no aparecen espumas con sifón ni cocciones sous vide. Lo que hay es la cocina de toda la vida, la que se podría comer en una casa montevideana. Guisos de lenteja o mondongo, pastas con estofados, canelones, pastel de carne, milanesas únicas. Un lugar especial ocupan las tartas, la maravillosa pascualina, la increíble y original tarta de espinaca y queso o la empanada gallega que aparece los viernes. Como debe ser en esta cocina de madre o abuela, las porciones son generosas y los platos pueden compartirse.

La cocina dulce no es ajena a la mano de la cocinera. Los postres tradicionales como flanes y alfajores de maicena son parte de la carta, pero el que resulta inolvidable es la torta de manzana, de una simpleza y un sabor increíbles.

El ambiente es bullicioso y muy ecléctico. Es común encontrar entre los comensales de un mediodía cualquiera actores, músicos, empresarios, senadores o dirigentes sindicales. No reservan mesa pero si uno llama le pueden reservar el plato deseado. Porque no es raro que se acaben. El lugar suele estar lleno, pero la rotación es alta y las esperas muy cortas.

Jackson 1151. Whatsapp: 095 647812. Instagram: subar1151

Gastronomía
2022-10-05T12:58:00