Consejos para hacerle frente al calor

Salus presentó una serie de recomendaciones para no sufrir deshidratación en un verano que se presenta más caluroso que otros
Publicado el 11.01.2023  - 3 minutos
imagen de Consejos para hacerle frente al calor

Para este 2023, el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet) pronostica un verano más cálido de lo normal. Con las altas temperaturas, las pérdidas de agua que se producen a través de la transpiración son mayores, por lo que es clave anticiparse a la sed e ingerir más cantidad de agua, ya que el calor aumenta la temperatura corporal y el agua es el elemento que ayuda a regularla. 

La ciencia ha estudiado que faltas mínimas de agua, alrededor del 1%, pueden provocar situaciones diversas que alteran el bienestar de las personas. Beber agua contribuye a mejorar la capacidad de reaccionar a tiempo, prestar atención, tener vitalidad, mejorar la memoria visual, así como también a evitar los cambios en el humor, mantener la calma y evitar el desgano, la fatiga y la somnolencia.

Además, la exposición a temperaturas excesivas puede tener impacto en la salud. Algunos síntomas son: agotamiento, dolor de cabeza, deshidratación, con la piel y la boca secas, ojos hundidos y sed intensa. El estar atento a estos síntomas permite prevenir casos más graves, como los golpes de calor.

Recomendaciones. Con el objetivo de estimular la hidratación Salus trae una serie de sugerencias para disfrutar del verano de forma consciente.

Beber agua durante todo el día, en lugar de hacerlo solo cuando se siente sed. Es aconsejable consumir más de dos litros por día.

Para contribuir a aumentar el consumo diario de agua, tener una botella o un vaso siempre a la vista para facilitar el consumo. También se puede acudir a la ayuda de la tecnología, con recordatorios en el celular o aplicaciones de descarga gratuita.

Prestar especial atención a bebés, niñas y niños pequeños, embarazadas, madres lactantes, personas mayores o con enfermedades crónicas y ofrecerles agua con mayor frecuencia.

Evitar realizar actividad física al aire libre entre las 11 y las 18 horas.

Si se debe trabajar o realizar esfuerzos al aire libre, beber agua con frecuencia, aunque no se sienta sed, y procurar refugiarse en los lugares más frescos.

No exponerse a los rayos solares en la playa y espacios al aire libre y, en especial, cuidar a los niños.

Hacer comidas ligeras y frescas. Incluir frutas y verduras frescas y de estación en todas las comidas, que, además de ayudar a la hidratación por su alto contenido de agua, aportan vitaminas y minerales. Acompañar las comidas con agua.

Refrescarse todo lo posible, tomar duchas o baños con frecuencia.

Elegir ropa ligera y de colores claros.

Usar sombrero, lentes de sol con filtro y protector solar. 

Empresa
2023-01-11T13:38:00