Una iniciativa artística que combina muralismo, literatura y realidad aumentada en Palermo

Publicado el 14.08.2022  - 10 minutos
Por Milene Breito

Los más chicos tienen que tener aventuras, de esas para las que los adultos no tienen tiempo. No se trata de algo tan complejo como viajar al espacio exterior ni de experiencias tan banales como ganar la insignia de heroico del Free Fire —el videojuego de móvil más descargado en los últimos tres años—, sino de aprovechar al máximo el fascinante poder de la imaginación y hacer de los dispositivos electrónicos sus servidores. ¿Qué pasaría si en lugar de pasar los domingos entre cuatro paredes y múltiples pantallas, los niños salieran, con solo un teléfono en mano, a descubrir el valor intangible de los miles de historias que puede contar su propio barrio? Aún mejor, ¿y si en el proceso se volvieran los héroes de un cuento?

Esta nota es exclusiva para suscriptores de GALERÍA
Elegí tu plan y suscribite

Suscribite

¿Ya sos suscriptor? Iniciá sesión

Probá nuestro servicio, registrate y accedé a una nota gratuita.